Desencanto

•diciembre 17, 2006 • 8 comentarios

Un maldito mensaje recibí hoy, que entristece a más de una persona.
¿Por qué nuestro Dios nos pone pruebas de este tipo?
Hemos de aceptar todas aquellas situaciones que vengan
y utilizaremos la razón y el diálogo para resolverlas.

Duele el corazón, en caso de ser ciertas, lastima el alma.
¿Pero existe el alma? quizás sí, quizás no,
Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas como me las mandas,
si es tu deseo que así suceda, pero manda una señal de cómo se debe reaccionar.

Es irónico que uno quiera aliviar el dolor de otras personas
y a la vez tengas que lidiar con el tuyo propio.
Pero reconforta pensar que si es Dios quién nos manda estas pruebas,
no serán para lastimarte ya que Él no tiene maldad.

Las cosas pasan por una razón y si así tiene que ser pues será,
Comportarse bien siempre y esperar que las cosas sucedan.
Existe un dicho que se puede aplicar “si la amas, déjala libre,
si no regresa, nunca lo fue”. Nunca se acaba de aprender.

Dos sueños llegaron a mi mente de manera reciente.
Engaño, desencanto, tristeza y el perder fue el primero;
dolor, daño material, accidente fue el segundo.
Esperando ninguno de los dos se cumplan!!!

Brenda Verónica Domínguez

Hecho por María Teresa Encinas

•diciembre 17, 2006 • 5 comentarios

Estamos frente a frente
en silencio, amor mío, definitivamente
nos congracia. No hables ¡oh! cabeza
querida flor de este árbol viejo.
Dejate decirte palabras
a distancia. Te extraño a toda hora.
Te amo a cada segundo, más cada día.
Te amo así y así también te recordaré.

Hecho por Alan David Segundo

•diciembre 17, 2006 • 6 comentarios

Campesina
de Serrat Joan Manuel
(fragmento)

A golpes, el badajo
llamó al amanecer,
y a ti, camino
abajo,
camino del taller
te busca una sirena.

Ten cuidado, mujer.
Campesina.
Diecisiete años.
Campesina.
Soldador y estaño.
Campesina.
Campesina.
Campesina.

Soldar hilo con hilo,
y no saber por qué
va el siete con el cinco
y el
cuatro con el tres.

De sirena a sirena
están
mintiéndote.
Campesina.(…)

Hecho por Jesica Arellano

•diciembre 17, 2006 • 5 comentarios

De Pablo Neruda
(fragmento)

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía. (…)

Hecho por Karina Vega

•diciembre 16, 2006 • 13 comentarios

Poema 1

De tu boca quiero un beso,
de tu camisa un botón,
de tu nombre el apellido
y de tu cuerpo tu gran y enorme corazón.

Poema 2

Cada vez que pienso en ti
por mis ojos corre el llanto
y muy triste me pregunto
¿por qué lloro tanto?

Poema 3

Luna, si lo ves, dile que ya lo estoy olvidando
pero nunca jamás le digas que te lo dije llorando.

Hecho por Silka Burgos

•diciembre 16, 2006 • 1 Comentario

Cada quién decide ser lo que es
y será su destino, ya que cada vez
que sentimos la vida, escribimos páginas
que enriquezen al alma que con el tiempo
se desvanecen convirtiendose en recuerdos
Autor: Silka B.

Hecho por Jonnathan Javier Bracamonte

•diciembre 16, 2006 • 5 comentarios

Qué amor
de Frankraphael

Qué amor tan incomprensible es ese amor tuyo
que a diario dices: yo soy el único dueño;
es un amor agrio donde predomina el orgullo
y la paciencia se cansó de poner tanto empeño.

Qué amor tan fuerte sale siempre de tu boca
entre palabras que a los sentimientos golpea,
no entiendo como es posible que ame una roca
cuando siempre se satisface de derrotar a la marea.

Qué amor tan carnal, tan volátil, tan sensible
si en una sola frase incluyes un mundo de dolor,
si en cada caricia que torno para ti accesible
tú la devuelves con una mirada que da terror.

Qué amor tan grande ,tan inmenso ,tan inagotable,
así le dices a tus amigos para que crean tu cuento
pero no le comentas como eres tan alterable
cuando estando a solas solo eres puro lamento.

Qué amor tan angelical, tan lindo, tan precioso
tan a la espera de poder saciar su rabia en mí
haciéndome de mi existencia un acto indecoroso
y de mi vida una dependencia de odio hacia ti.

Qué amor tan amoroso, tan ecuánime, tan perfecto
tan invidiable para quien no sepa la cruel verdad
de que tu digas amarme como el mejor pretexto
para cubrir a tu antojo nuestra realidad.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.